Iquique

El centro histórico de Iquique pareciera detenido en algún momento del siglo XIX. Las hermosas casonas de dos pisos y de madera que flanquean ambos lados de la avenida Baquedano, rememoran los tiempos de mayor bonanza de la capital de la región de Tarapacá, cuando las salitreras abastecían de riquezas a los dueños de los piques mineros y que motivó un desarrollo potente en esta nortina ciudad distante a 1758 kilómetros de Santiago.

Hoy Iquique comparte esta cara patrimonial –consagrada como Zona Típica- que es complementada por su hermosa plaza de armas y el Teatro Municipal, junto con una versión mucho más moderna con altos edificios, palmeras, prestigiosos hoteles y un casino de juegos sobre la playa de Cavancha, la más famosa de todas en la ciudad. Además, cuenta con otros sectores como playa Brava, Huayquique o playa Blanca, con opciones para deportes náuticos como surf o buceo.

Iquique es un imán comercial. La Zofri, es un enorme centro de comercio que vende productos exentos de impuestos. Automóviles, perfumes y electrodomésticos son los más preferidos. A la hora de comer los frutos de mar y sus principales preparaciones se pueden comer en la Caleta Riquelme, con vista a la réplica de la corbeta Esmeralda, buque que fue hundido en la rada de Iquique el 21 de mayo de 1879.

Iquique es un punto de salida hacia otros lugares a los que se puede llegar en una jornada de viaje: las salitreras de Humberstone y Santa Laura, el templo de la Virgen del Carmen en La Tirana o los oasis de Pica y Matilla, en medio del desierto de Atacama, el más seco del mundo.

¿ Que comer ?

La capital de la región de Tarapacá es una de las notables sorpresas que logran experimentar en el paladar sus visitantes. La mixtura de tradiciones gastronómicas ancestrales aimaras provenientes del altiplano y del desierto, se suman a los productos extraídos por los pescadores desde el Pacífico, y han provocado que exista una serie de platos únicos y que puedes degustar fácilmente y por poco dinero.

La impronta de su cocina patrimonial te llevarán a experimentar sabores que también tiene ascendencias peruanas, chinas o europeas. ¿Chinas? Sí, en uno de sus máximos postres y que con el tiempo ha pasado a ser uno de los embajadores iquiqueños: el chumbeque. Dulce tradicional, especie de alfajor prensado con almíbar de frutos de los oasis del desierto, fue creado por la familia del cantonés Kaupolín Koo Kau y lleva décadas como uno de los favoritos en la ciudad.

El litoral, con sus caletas de pescadores y “picadas” populares, representa una gran parte del arraigo cultural a la hora de comer. Preparaciones como la cojinova en escabeche, el picante de lapa, el sándwich de pescado frito, el guiso de luche o la cabrilla al agua, se suman al típico “Levante Catre”, como es conocida la Paila Marina. Además, hay ceviche, pulpo, congrio o albacora que se cocinan en distintas modalidades y que se pueden degustar, como dato seguro, en el Mercado Centenario de Iquique (Barros Arana 850).

Las tradiciones del desierto están muy presentes en la gastronomía local. Los vegetales y frutos de los oasis de Pica y de Matilla, principalmente, han dado su impronta a platos como el picante de conejo, sazonado con hierbas, aliños, caldo de pollo y huevo duro. Otro clásico es la “watia”, especie de curanto andino en que en un hoyo se colocan piedras calientes que cuecen, lentamente, a camotes, choclo, papas y carnes diversas que incluso puede ser de alpaca. Cuando los ingredientes son colocados en el hueco en la tierra, se procede a tapar con hojas de choclo o alfalfa y se deja cocer por una hora hasta ser servidos.

Debes experimentar la Calpurca, estofado en que uno de sus ingredientes es mote de maíz, que se cuece junto con cebolla y carne: esta última se desmenuza y luego se combina con papas y el caldo que transforma todo en una sabrosa sopa. Si eres del tipo de estas preparaciones tradicionales también podrás encontrar la sopa iawa, hecha con harina de quinoa, chuño, carne y papas o la phisara, especial para vegetarianos y que tiene quinua, papas y habas.

Con la llegada de nuevas corrientes migratorias en Iquique, también encontrarás restaurantes colombianos con arepas como caballito de batalla, o japoneses con los consabidos sushis. Hay mucho para comer.

Cómo llegar

La ciudad de Iquique, ubicada a 1845 km al norte de Santiago, se ha reinventado a sí misma en los últimos años. La capital de la región de Antofagasta cuenta con una mixtura entre casonas patrimoniales y grandes edificios que se ubican en la costanera, frente a bellas playas. Para que llegues a este “oasis” en el desierto, puede que te implique un largo viaje por carretera o, con más suerte, un par de horas en avión.

Volando

Existen varias frecuencias diarias, en al menos dos aerolíneas nacionales, saliendo desde el aeropuerto de Santiago y también puedes encontrar más combinaciones efectivas desde otras ciudades del norte como Arica, La Serena y Copiapó. Aterrizar en el al Aeropuerto Internacional Diego Aracena también es posible desde los países vecinos: desde Bolivia hay vuelos provenientes desde La Paz o Santa Cruz y en Argentina desde Salta. El aeropuerto está ubicado a 45 kilómetros del centro de Iquique. Hay taxis privados desde $15.000 hasta 4 pasajeros y transfer colectivos por precios menores.

Por Tierra

Bus

Llegar en bus hasta Iquique es muy escénico. Bajando desde Alto Hospicio, la zona más alta que limita con la ciudad, la vista de sus playas y cerros desérticos te sorprenderá. Un viaje desde Santiago demora más de 25 horas en llegar a la región de Antofagasta. Y aunque es el terminal clásico de viajes hay una serie de combinaciones que van desde distintas ciudades de Chile y también desde Bolivia, vía Oruro, Cochabamba y La Paz.

El arribo es en el céntrico terminal rodoviario de la avenida Patricio Lynch. Turbus cuenta con un terminal particular y los buses a Bolivia se encuentran en el “barrio boliviano”, en la calle Esmeralda.

Auto

Llegar en auto es un desafío por las distancias, el calor y el mismísimo desierto. Pero es una de las mejores opciones que tendrás para recorrer las atracciones “medianamente” cercanas a Iquique como las salitreras, Pica o La Tirana. En Iquique hay varias compañías de arriendo de automóviles y también es factible negociar precios de viajes con taxistas o vía Uber.

Que Hacer en Iquique

A continuacion una lista de Actividades y Atractivos de Iquique :

No items found

Blog de Viajes Iquique

Iquique, la capital de la región de Tarapacá es un compendio de bellas playas, barrios con edificios históricos y un gran centro comercial – la Zofri – ideal para comprar a bajos precios y sin impuesto. La humedad y el reconfortante calor que…
Aunque pareciera que la carencia de bosques ante el omnipresente desierto y la costa del Pacífico no dieran espacio para mucha emoción, las actividades outdoors que ofrece Iquique son radicales. Parapente, sandboard, surf, se convierten en la principal trilogía a la cuál…
A menos de una hora de distancia desde el centro de Iquique aparece un enorme pueblo fantasma en pleno desierto, justo en la intersección de la Panamericana Norte con la ruta que une a la capital regional de Tarapacá con el poblado…

Comparte: