Puerto Natales

Desde hace décadas Puerto Natales despertó de un pasado que combinó la ganadería ovina y las faenas mineras, para convertirse en una pujante ciudad turística que entró a ser una obligada referencia internacional por ser la puerta al mítico parque nacional Torres del Paine y sus montañas de granito.

Natales tiene una larga costanera que da sobre el Seno de Última Esperanza, calmo brazo de mar que es flanqueado por enormes montañas y los visibles glaciares Balmaceda y Serrano hacia el oeste, mientras que al oriente se eleva el cerro Dorotea y el tejido urbano de este sereno poblado.

Distante a tres horas de Punta Arenas y el aeropuerto con conexiones directas a Santiago, y a dos horas de camino de la portería del parque Torres del Paine, Natales ofrece alojamientos que hacen pensar en no querer moverse a pesar de todas las tentaciones que la rodean. Es precisamente la costanera donde se han instalado los hoteles de mayor categoría –varios de los cuáles han ganado reconocimientos arquitectónicos- con la mejor vista del seno y excursiones privadas.

En la parte histórica de la ciudad, cercana a la plaza de armas en la que descansa una vieja locomotora, se encuentran la mayor parte de hostales para mochileros –de los más humildes a los más cómodos- en que se puede compartir una habitación o tener alguna privada, cocinar y conocer viajeros internacionales por precios. Sin grandes edificaciones, las viejas casonas se han refaccionado para recibir a decenas de miles de turistas que llegan cada año, sobre todo en la temporada de noviembre hasta abril.

Natales cuenta con excelentes servicios bancarios, decenas de buenos restaurantes en que se puede experimentar la centolla y otros frutos de mar, una completa oferta de guías de turismo y expediciones, además de una noche bohemia, sobre todo en verano.

Desde Puerto Natales se puede viajar también, en pocas horas, hasta Argentina para conocer El Calafate, turística urbe trasandina y acceso obligado para los glaciares del Perito Moreno.

Cómo Llegar

No es fácil arribar a este punto tan austral de la Patagonia chilena pero vale muchísimo la pena. En verano se puede llegar por aire, durante todo el año atravesando la bella carretera que la une a Punta Arenas y con la increíble posibilidad de llegar navegando, Natales valdrá todos tus esfuerzos.

Bello como pocos poblados en nuestro país, colindante al canal de Última Esperanza y a montañas con glaciares siempre blancos, Puerto Natales es el epicentro de las salidas al parque de Torres del Paine, máxima atracción del extremo sur chileno. Antiguamente usado como punto de paso, se ha convertido en una referencia en sí mismo.

La forma más recurrente de arribar a la zona es por vía aérea que en tres horas une a Santiago con Punta Arenas, distante a más de tres mil kilómetros. Hay dos aerolíneas que hacen el trayecto: LATAM y Sky, en varias frecuencias diarias. Igualmente hay conexión desde Puerto Montt, en la región de Los Lagos.

El aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo queda a 20 km de la capital de Magallanes. Desde acá lo más fácil es dirigirte al centro de la ciudad vía taxi con un valor de $10.000 pesos o en transfers en un promedio de $5.000. Desde ahí comienza la travesía por tierra. Igualmente, en los veranos y de manera ocasional, hay compañías que vuelan directamente al aeródromo de Puerto Natales.

Desde Punta Arenas por carretera el trayecto es encantador. Son tres horas de ruta y 280 km de distancia a Natales en que pasarás desde yermas pampas con cientos de ovejas pastando a montañas nevadas con vista al mar.

Puedes arrendar un auto o subirte a cómodos buses de las líneas Pacheco, Fernández o Sur que, ojo, poseen distintos terminales en el centro de Punta Arenas y cuentan con varios horarios. Si prefieres ir en automóvil hay que tener precauciones con la velocidad: en invierno la carretera puede tener hielo y durante el verano los vientos pueden ser tan potentes que muevan el vehículo con facilidad.

Una forma más romántica y completamente escénica es llegar en barco. La empresa NAVIMAG efectúa esta travesía durante todo el año zarpando desde Puerto Montt cruzando en cuatro días los canales patagónicos con impresionantes vistas a islas vírgenes llenas de bosques impolutos, navegando el Golfo de Penas, visitando la mítica villa de Puerto Edén para recalar, finalmente, en Puerto Natales. Es caro pero merece su precio e incluye alimentación y entretenimiento abordo.

Una vez en Natales, la mejor forma de conocerlo es caminando. Las distancias son cortas y en el caso de querer moverse a otros puntos más distantes hay microbuses urbanos, colectivos y taxis.

Que Hacer en Puerto Natales

A continuacion una lista de Actividades y Atractivos de Puerto Natales :

Blog de Viajes Puerto Natales

Es uno de los pueblos emblemáticos de la Patagonia y punto de partida hacia el mítico Parque Nacional Torres del Paine. De pasar de ser un pueblo ovejero, ahora es la meca del turismo de aventura en Patagonia. Acá les damos algunos…

Comparte: